viernes, 18 de julio de 2014

Michael Flatley, Lord of the Dance







Michael Flatley es un bailarín norteamericano desciendiente de Irlandeses y figura principal  del muy conocido cuerpo de baile Riverdance que triunfó en 1994 en la final del concurso de Eurovisión. Desde
hace algunos años creó su propio show: Lord of the Dance con el que ha recorrido toda Europa y algunos países de América llenado estadios. El video es de una hora de duración, pero para los que gustan de las danzas Irlandesas vale la pena, porque Flatley parece volar.



lunes, 14 de julio de 2014

Tres poemas de Yeats




William Butler Yeats por Granger






La soledad del amor
 
Antiguos padres, abuelos,
levántense como lo debería hacer la familia.
Si alguna vez la soledad del amante
llegó hasta donde ustedes están,
recen por que el Cielo que protegió
su sangre, nos proteja.

La montaña arroja una sombra,
el cuerno de la luna es delgado;
¿qué recordamos
debajo de las espinas irregulares?
Hubo miedo luego del deseo
y nuestros corazones están rotos.




Su ansiedad

La tierra revestida de belleza
espera el regreso de la primavera.
Todo amor verdadero debe morir,
o como mínimo, transformarse
en una cosa menor.
Prueben que miento.

Tal cuerpo tienen los amantes,
tal respiración rigurosa,
con el que tocan o suspiran.
A cada caricia que dan,
el amor se acerca a la muerte.
Prueben que miento.




Después de mucho silencio

Hablar luego de mucho silencio; está bien,
estando los demás amantes separados o muertos,
la fría lámpara escondida debajo de su sombra,
las cortinas corridas sobre la noche fría,
que nosotros disertemos y sigamos disertando
sobre el supremo tema del Arte y la Canción:
la decrepitud del cuerpo es sabiduría; de jóvenes
nos amamos y no lo sabíamos. 



Versiones de Tom Maver
°°°°°


Love’s Loneliness

Old fathers, great-grandfathers,
Rise as kindred should.
If ever lover’s loneliness
Came where you stood,
Pray that Heaven protect us
That protect your blood.

The mountain throws a shadow,
Thin is the moon’s horn;
What did we remember
Under the ragged thorn?
Drear has followed longing,
And our hearts are torn.


Her Anxiety

Earth in beauty dressed
Awaits returning spring.
All true love must die,
Alter at the best
into some lesser thing.
Prove that I lie.

Such body lovers have,
Such exacting breath,
that they touch or sigh.
Every touch they give,
Love is nearer death.
Prove that I lie.


After Long Silence

Speech after long silence; it is right,
All other lovers being estranged or dead,
Unfriendly lamplight hid under its shade,
The curtains drawn upon unfriendly night,
That we descant and yet again descant
upon the supreme theme of Art and Song:
Bodily decrepitude is wisdom; young
we loved each other and were ignorant.



sábado, 12 de julio de 2014

Los Mabinogion






Los Mabinogi  o Mabinogion constituyen una de las mejores obras en prosa de la literatura céltica medieval. Conocidos y estudiados desde el siglo pasado en Inglaterra y Francia, nadie duda hoy día de su coherencia interna, riqueza y calidad literarias. Al mismo tiempo, estos relatos poseen un gran interés como documento histórico, ya que se suman a las escasas fuentes que nos informan de aquella sociedad instalada en los límites occidentales de Europa, concretamente en el País de Gales. Esta región, a pesar de haber mantenido estrechos contactos con la Francia del Norte desde mediados del siglo XI, permaneció en cierto modo recluida en su tradición. Junto con Irlanda y la Península de Armórica,  el País de Gales poseyó una fuerte unidad y homogeneidad cultural, y si bien todo parece indicar que siguió la evolución y ritmo del resto de las sociedades medievales de la Europa occidental, también conviene señalar que estas tres regiones constituyeron el último reducto de la civilización celta.


LA CIVILIZACIÓN CELTA

Los conocimientos acerca del mundo celta se encuentran en estrecha relación con el carácter y la naturaleza de las fuentes que lo documentan. En muchos aspectos la imagen que poseemos del mundo celta resulta parcial y poco objetiva. Ello se debe de modo especial a la escasez de fuentes escritas propiamente celtas. En lo que respecta a los celtas continentales, solamente se dispone de fuentes indirectas, de modo que para el estudio de la Galia en época romana se ha tenido que recurrir a historiadores como Tito Livio, Julio César o Tácito. Por su parte, los celtas insulares nos han legado una abundante producción literaria que posee un inapreciable valor documental, pero que exige del constante desciframiento por parte del historiador entre mito y realidad, lo cual constituye una tarea difícil. En este sentido, la civilización celta se ha convertido en un tema de estudio que ha despertado la imaginación de ciertos eruditos e historiadores, guiados en ocasiones más por afanes nacionalistas que por el rigor histórico. Por otro lado, la civilización celta no puede entenderse como una estructura estática, ajena a la evolución histórica y a las distintas influencias que habría de sufrir a lo largo de su historia. A pesar de la existencia de un sustrato religioso y lingüístico común a las múltiples tribus celtas y a la permanencia de lo tradicional, estos pueblos acusaron 
profundos fenómenos de aculturación y de inculturación, de modo que su civilización no puede entenderse desligada de las circunstancias históricas de su entorno. No debe olvidarse que al hablar de civilización celta nos referimos a una cultura de más de mil quinientos años de duración. En efecto, al final de la época de Hallstatt tuvo lugar la primera gran convulsión de los pueblos celtas. Procedentes del ángulo sudoeste de Alemania(Turingia), comenzaron las primeras migraciones en dirección oeste, hacia Italia y España. Algunos historiadores fechan la aparición de los celtas en un período anterior. Así, H. Hubert sitúa en la Edad del Bronce una hipotética disolución de la comunidad italocéltica en goidélicos y britónicos, a la que sucedió una primera migración de los goidelos a las islasBritánicas y su instalación en Irlanda. Según una fuente del siglo XI,
Leabhar na Gabhala
El libro de las conquistas»), Irlanda había sido invadida por cinco pueblos distintos procedentes en su mayor parte de España, correspondiendo la cuarta invasión a las tribus de la diosa Danu (Tuatha dé Danann) y la quinta a los goidelos. Entre los pueblos más importantes sometidos por los goidelos se encontraban los arainn o iverni, de los que posiblementederivaría el nombre de Iwerdon (Irlanda). Al final de la Edad de Bronce, los pictos, posiblemente también celtas, emigraron a las islas y sin abandonar la isla de Bretaña pasaron a Irlanda. Estos pueblos, denominados picti o cruithnig por su fundador Cruidne, habrían de dar el nombre por el que se conoce a la isla de Bretaña en las fuentes celtas: cruithnig, qurtenio qretani, que transformó la qu en la p britónica, dando lugar a Pretanis o Prydain (YnysPridain). A goidelos y pictos se debió la construcción de túmulos circulares, que heredaron los pueblos que los sucedieron en las posteriores colonizaciones de las islas.

1. Hay que señalar que no todos los historiadores admiten la irrupción de los celtas antes de la época de La Téne, considerando que la invasión de Irlanda por pictos y goidelos fue muy posterior a la época señalada por Hubert y atribuyendo, por tanto, a pueblos aborígenes las construcciones megalíticas de las islas.

2. Las fuentes arqueológicas, la onomástica y las inscripciones indican el siglo V a. JC como el inicio seguro de las grandes expansiones célticas que se centraron en dos focos fundamentales: el valle del Po en Italia y la zona del Danubio. Durante este primer período de La Téne los celtas asentados en la Galia ofrecieron a los latinos una cultura técnicamente superior y las influencias se ponen de manifiesto de modo especial en la lengua, pues los latinos adoptaron muchos términos celtas. En un segundo período, tribus celtas y bandas de mercenarios se lanzaron bajo el mando de Breno a laconquista de Macedonia y Delfos, donde habrían de sufrir una gran derrota. J. Markale asimila la figura histórica de Breno y el desastre de Delfos, donde murió la mayor parte del ejército, a la figura mítica de Bran, hijo de Llyr, quien, según la segunda rama de los Mabinogi acudió a Irlanda para vengar el deshonor a su hermana Branwen y conquistar el Caldero de la Resurrección. En Irlanda, al igual que en Delfos, murió todo el ejército galo, ysi al parecer el histórico Breno se suicidó, el mítico Bran ordenó a los siete últimos galeses que le cortaran la cabeza.

3. A partir del siglo III, los celtas de la Galia mantuvieron luchas constantes con los romanos, cuyas aspiraciones de constituirse en un gran imperio comenzaban a ser realidad. Tras un período de simbiosis cultural, la romanización se impuso en el territorio galo y bajo Julio César se anexionó definitivamente al Imperio. La Céltica Danubiana también se encontró sometida cuando César consiguió el mando de Illyricum. Así, el primer intento de lograr una unidad territorial política fracasó en la Galia, donde a partir del siglo I a. JC la lengua oficial fue el latín, si bien la religión celta permaneció e incluso fue asimilada en algunos aspectos por los romanos. En Britania, la romanización penetró con más resistencias y no impidió el desarrollo de la cultura celta. Si Julio César no logró el sometimiento de Bretaña por la oposición que lepresentaron Comm «el Atrébata» y Cassivellanus, bajo Septimio Severo la isla quecompletamente sometida, a excepción de Caledonia.

A diferencia de lo que sucedió con los galos continentales, en Britania la introducción de la romanización se encontró con una mayor cantidad de obstáculos de modo que la cultura celta tuvo la oportunidad de permanecer y aún continuar desarrollándose. De hecho la permanencia de la lengua fue uno de los dos factores fundamentales que permitieron el desarrollo de una cultura con elementos originales. Pese a que la lengua oficial fue el latín, el céltico subsistió después de la colonización romana. Hubo a lo largo de los años focos de resistencia y algunas de las figuras históricas que participaron en ellos serán inmortalizadas siglos más tarde por la ficción literaria. Un ejemplo es un relato que pertenece precisamente al Mabinogion: el “Sueño de Maxen Wledig” representa la figura de Máximo dux Britanniarum quién abandono Britania con su ejército y fue derrotado por Teodosio en el año 387. Años más tarde, cuando Roma dejó de ser un peligro, fueron pictos y sajones quienes comenzaron a acosar el sur de Gales. Es así que “desde mediados del siglo V las tribus del sur de Gales aparecen unidas bajo el nombre de Combrog (del que posiblemente deriva Kymry, nombre nacional del país de Gales) para combatir bajo el mando de un jefe (gwledig) contra irlandeses, pictos y sajones”.
Opuesto a lo que ocurría en Gales, Irlanda se vio libre de invasiones hasta el siglo X gracias a lo que gozó de un extraordinario apogeo cultural motivado, entre otras cosas, por el Cristianismo que estableció focos culturales en los monasterios.
Los celtas insulares sufrieron a mediados del siglo XI una nueva invasión. Ayudados e impulsados por los Bretones de la península armoricana, los normandos llegaron a la isla de Britania para liberar a los galeses del dominio Sajón, pero una vez allí conquistaron todo el territorio. Esto promovió un fuerte sentido de identidad a los pueblos de Gales, Irlanda y Escocia. La falta de unidad política y territorial característica de los celtas no impidió la existencia de un sentimiento de unidad y el desarrollo de una cultura con elementos propios originales. Ello se debió a dos factores importantes: el ya mencionado de la lengua y la religión.

Estructura del Mabinogion

El Mabinogion contiene en total once relatos de diversa naturaleza. Una posible división de ellos es en tres grupos. El primer grupo estaría formado por lo que se ha pasado a llamar las cuatro ramas del Mabinogion que son: “Pwyll, Príncipe de Dyvet”, “Branwen, hija de Llyr”, Manawyddan, hijo de Llyr” y “Math, hijo de Mathonwy”; al segundo grupo le pertenecen cuatro relatos de tradición puramente galesa: “El sueño de Maxen Wledig”, “Lludd y Llevelys” y “Kulhwch y Olwen” y “El sueño de Rhonabwy”, siendo los dos últimos de tradición artúrica; y finalmente un tercer grupo de tres relatos que ofrecen una temática similar a los tres romans de Chrétien de Troyes: “La Dama de la Fuente” que se asemeja a “Ivain ou le chevalier au lion”, “Peredur hijo de Evrawc” que equivaldría a “Perceval ou li contes du graal” y “Gereint, hijo de Erbin” que estaría en consonancia con “Erec”.
Algunos historiadores consideran sin embargo que solo las cuatro ramas formarían parte del Mabinogion original, mientras que los tres relatos relacionados con los romans de Chrétien de Troyes serían en tal caso pseudomabinogion por ser aparentemente traducciones galesas de originales franceses. Por otra parte, María Victoria Cirlot nos presenta a los once relatos como un todo, siguiendo el concepto original de Mabinogion que le entregaron sus traductores originales, Lady Guest y J. Loth.
Enfocándonos específicamente en las cuatro ramas éstos cuatro relatos se pueden leer como una unidad, una historia contada en cuatro capítulos, o se pueden tomar individualmente ya que cada relato posee independencia en cuanto a los otros yThe Ma puede leerse por su cuenta.
El origen preciso de los relatos es difícil de determinar. El origen de los Mabinogi se remonta a mucho tiempo antes del momento en que fueron plasmados por escrito la primera vez pero por ser los mismos de naturaleza oral en su origen es imposible, pues, el determinar su origen. Pero centrándonos en lo escrito de acuerdo con Will Parker el cuento más antiguo sería “Kulhwch y Olwen” (1100 d.C.), seguido de cerca por las cuatro ramas (1190 d.C.), “Lludd y Llevelys” (1200-1250 d.C.), los tres romans (1200-1250 d.C.), “El sueño de Maxen Wledig” (1200-1250 d.C.) y por último “El sueño de Rhonabwy” (1300-1350 d.C.) Entonces, en cuanto a antigüedad, las cuatro ramas están entre los relatos más antiguos.

Bibliografía: The Mabinogion, Traducción Sioned Davies, Oxford World's Classics, 2007.


  

sábado, 5 de julio de 2014

La magia del arpa









El arpa ha sido parte de la vida Irlandesa por más de un milenio. En la cultura celta, los arpistas eran muy respetados, acompañaban a la poesía barda y tocaban para la nobleza. Se las tallaba de un único tronco de madera, por lo general, un sauce.
El arpa se convirtió en el símbolo nacional oficial durante la dominación inglesa en el siglo XVI. Un jefe irlandés incorporó un arpa a  una bandera verde, que luego se convirtió en el símbolo del orgullo irlandés y de la resistencia. Hoy en día es el símbolo oficial del condado de Leinster, y no oficial de toda Irlanda. Hacia fines del período medieval el arpa gaélica fue prohibida. Luego vendrían la emigración y la pérdida en parte, de las tradiciones, lo que hizo que el uso del arpa decayera.
Un personaje importante en la historia del arpa irlandesa, es Turlough O'Carolan, un arpista que quedó ciego a los 18 años al contraer viruela, y que recorrió el país llevando sus  muchas composiciones. Años más tarde, Edward Bunting desempeñó un papel muy importante también, al organizar en 1792 una convención de arpistas en Belfast. Esa fue la primera vez que se registraron los tonos y las melodías para la posteridad.

Les dejo una joyita, Lorena Mc Kennitt cantando Bonny Portmore, una canción que es un lamento por la muerte de un árbol en el Norte de Irlanda, acompañándose con los sonidos de un arpa.














O bonny Portmore, you shine where you stand
And the more I think on you the more I think long
If I had you now as I had once before
All the lords in Old England would not purchase Portmore.

O bonny Portmore, I am sorry to see
Such a woeful destruction of your ornament tree
For it stood on your shore for many's the long day
Till the long boats from Antrim came to float it away.

O bonny Portmore, you shine where you stand
And the more I think on you the more I think long
If I had you now as I had once before

All the Lords in Old England would not purchase Portmore.

All the birds in the forest they bitterly weep
Saying, "Where shall we shelter or where shall we sleep?"
For the Oak and the Ash, they are all cutten down
And the walls of bonny Portmore are all down to the ground.

O bonny Portmore, you shine where you stand
And the more I think on you the more I think long
If I had you now as I had once before
All the Lords of Old England would not purchase Portmore.

Writer(s): Carsten Heusmann, Loreena Mckennitt, Michael Soltau, Frank Peterson, Jan-Eric Kohrs





viernes, 20 de junio de 2014

Carta de Carl Jung a James Joyce

James Joyce 



Después de leer el Ulises, Jung le envió esta carta a James Joyce


EL PSICÓLOGO CARL JUNG, QUIEN TAMBIÉN ERA UN GRAN LECTOR, SE PERDIÓ EN LAS PROFUNDIDADES Y BANALIDADES DEL ULISES, Y CUANDO SALIÓ DE AHÍ ESCRIBIÓ UN ENSAYO QUE ENVIÓ AL AUTOR JUNTO CON LA SIGUIENTE FABULOSA CARTA:


“He metido allí tantos enigmas y acertijos que mantendrá a profesores ocupados por siglos discutiendo lo que quise decir”, decía James Joyce de su Ulisesque lo convirtió en un ser inmortal. Uno de estos profesores que se perdió (y encontró, también) en el laberinto del Ulisesfue Carl Jung, quien en 1932 escribió un entretenidísimo ensayo sobre el libro, maldiciéndolo y por momentos odiándolo, pero siempre con tintes de veneración. Su artículo concluye describiendo el libro como: “un ejercicio espiritual, una disciplina estética, un ritual agonizante, un procedimiento arcano, 18 alambiques alquímicos apilados uno encima del otro […] un mundo se ha desvanecido y se ha vuelto nuevo.”
Pero Jung no sólo escribió uno de los ensayos más personales y honestos acerca del Ulises;también le envió una copia a Joyce junto con la carta transcrita abajo. En ese momento Jung era un “perfecto extraño” para el irlandés, pero dos años después Joyce requeriría de su ayuda para tratar la esquizofrenia de su hija Lucía.

 Querido señor,
Su Ulises le ha presentado al mundo un problema psicológico tan pesaroso que he sido llamado repetidamente como una supuesta autoridad en materias psicológicas.
Ulises probó ser una nuez excesivamente dura de roer y ha forzado a mi mente no sólo a los esfuerzos más inusuales, sino también a peregrinaciones más bien extravagantes (hablando desde el punto de vista de un científico). Su libro como un todo no me ha dado descanso de dificultades y lo estuve revisando por tres años hasta que logré sumergirme en él. Pero debo decirle que le estoy profundamente agradecido a usted al igual que a su gigante opus, porque aprendí muchísimo de él. Seguramente nunca estaré muy seguro si lo disfruté, porque significó demasiado estrujamiento de nervios y de materia gris. Tampoco sé si usted disfrutará lo que yo he escrito acerca del Ulises porque no pude evitar decirle al mundo cuánto me aburrió, cuánto refunfuñé, cómo maldije y cómo admiré. Las 40 páginas de texto corrido del final es un hilo de verdaderos duraznos psicológicos. Supongo que la abuela del diablo sabe tanto así de la psicología real de la mujer, yo no lo sabía.
Bien, sólo trato de recomendar a usted mi pequeño ensayo, como un intento divertido de un perfecto extraño que perdió su rumbo en el laberinto de su Ulises y por pura buena suerte logró salir de él. En todo caso, en mi ensayo usted podrá darse cuenta de lo que Ulises le hizo a un psicólogo supuestamente balanceado.
Con la expresión de mi agradecimiento más profundo, quedo, querido Señor,
Sinceramente suyo,
C. G. Jung

[Traducción de Lucía Ortiz Monasterio]

Gentileza: Irene Gruss, desde el sitio:
 http://pijamasurf.com/2014/06/despues-de-leer-el-ulises-jung-le-envio-esta-carta-a-james-joyce/


miércoles, 11 de junio de 2014

Paula Meehan: Un recuerdo de mi abuelo Wattie, quien me enseñó a leer y a escribir









para Seamus Heaney

Me dirijo hacia el  Museo de  Historia Natural
a través de los caminos nevados de la plaza Merrion
la ciudad  callada, el parque desierto, en ensueño
levanto la mirada: una abarrotada red de ramas, sin hojas
contra el cielo nacarado. Allí, como un trirreme
sobre un océano iridiscente, o una criatura del aire superior
que descendió para anidar, una carga con un recuerdo del bosque,
hija-única de agalla, de pulpa, de página, de luzdehoja, de pluma.
¿Qué atoró a ese libro en el inasequible alcance del roble?
¿Un chico al que dejaron salir de la escuela y lanzó hacia el cielo el peso sombrío?
¿Una eco-instalación de un artista de vanguardia?
¿O la propia y profunda necesidad del libro de estar con sus semejantes-
una  raíz acunada nuevamente en los brazos del abuelo,
liberada de su historia, sus hechizos, sus runas, sus encantos moribundos?




Paula Meehan (Dublin, 1955), Painting Rain, Wake Forest University Press, Winston-Salem, Carolina del Norte, 2009
Versión de Marina Kohon


A Remembrance of my Grandfather, Wattie, Who Taught Me to Read and Write

for Seamus Heaney

Heading towards the Natural History Museum 
across the snowy paths of Merrion Square 
the city hushed, the park deserted, in a daydream 
I look up: a heaving net of branches, leaf-bare 
against the pearly sky. There, like a trireme  
on an opalescent ocean, or some creature of the upper air 
come down to nest, a cargo with a forest meme, 
only begotten of gall, of pulp, of page, of leaflight, of feather. 
What snagged that book in the high reaches of the oak? 
A child let out of school, casting heavenward the dreary yoke?
An eco-installation from an artist of the avant-garde?
Or the book’s own deep need to be with kindred-
a rooting cradled again in grandfather’s arms,
freed of her history, her spells, her runes, her fading charms?






viernes, 6 de junio de 2014

Battlefield Band y Louis MacNiece: Bagpipe Music








Hoy, una actuación en vivo de la banda Escocesa Battlefield Band que musicalizó el poema Bagpipe Music de Louis MacNiece. Este tema pertenece al último álbum Room Enough for All que ha sido nominado para un premio en el Festival de Música Independiente en la categoría "Canciones Tradicionales". Disfruten. Abajo, el poema.




Bagpipe Music
by Louis MacNeice


It’s no go the merrygoround, it’s no go the rickshaw,
All we want is a limousine and a ticket for the peepshow.
Their knickers are made of crêpe-de-chine, their shoes are made of python,
Their halls are lined with tiger rugs and their walls with heads of bison.
John MacDonald found a corpse, put it under the sofa,
Waited till it came to life and hit it with a poker,
Sold its eyes for souvenirs, sold its blood for whisky,
Kept its bones for dumb-bells to use when he was fifty.
It’s no go the Yogi-Man, it’s no go Blavatsky,
All we want is a bank balance and a bit of skirt in a taxi.
Annie MacDougall went to milk, caught her foot in the heather,
Woke to hear a dance record playing of Old Vienna.
It’s no go your maidenheads, it’s no go your culture,
All we want is a Dunlop tyre and the devil mend the puncture.
The Laird o’ Phelps spent Hogmanay declaring he was sober,
Counted his feet to prove the fact and found he had one foot over.
Mrs Carmichael had her fifth, looked at the job with repulsion,
Said to the midwife ‘Take it away; I’m through with overproduction’.
It’s no go the gossip column, it’s no go the Ceilidh,
All we want is a mother’s help and a sugar-stick for the baby.
Willie Murray cut his thumb, couldn’t count the damage,
Took the hide of an Ayrshire cow and used it for a bandage.
His brother caught three hundred cran when the seas were lavish,
Threw the bleeders back in the sea and went upon the parish.
It’s no go the Herring Board, it’s no go the Bible,
All we want is a packet of fags when our hands are idle.
It’s no go the picture palace, it’s no go the stadium,
It’s no go the country cot with a pot of pink geraniums,
It’s no go the Government grants, it’s no go the elections,
Sit on your arse for fifty years and hang your hat on a pension.
It’s no go my honey love, it’s no go my poppet;
Work your hands from day to day, the winds will blow the profit.
The glass is falling hour by hour, the glass will fall for ever,
But if you break the bloody glass you won’t hold up the weather.


miércoles, 4 de junio de 2014

Sean O'Casey






No puedes poner una soga 
alrededor del cuello de una idea;
no puedes poner una idea 
contra el paredón y acribillarla con balas;
no puedes confinarla  ni siquiera 
dentro de la prisión más infranqueable
que tus esclavos hayan podido construir.


Versión: Marina Kohon


Seán O'Casey (Dublín30 de marzo de 1880 -Torquay (Inglaterra18 de septiembre de1964) fue un dramaturgo irlandés. Comprometido nacionalista y socialista, fue el primer autor teatral irlandés que escribió sobre las clases trabajadoras de Dublín



sábado, 31 de mayo de 2014

Louis MacNiece: Para la Posteridad







Para la Posteridad

Cuando todos  los libros se han detenido como los libros en las tumbas
y  la lectura y hasta el habla han sido reemplazados
por otro, medio,  menos difícil, nos preguntamos si
encontrarás en las flores y frutas  el mismo color y sabor
que contenían para nosotros,  para quienes estaban  enmarcados en palabras,
y  será tu pasto verde,  tu cielo azul,
¿o serán tus pájaros siempre pájaros sin alas?


Louis MacNeice, Visitations (1957).

Versión:  Marina Kohon




 To Posterity 

When books have all seized up like the books in graveyards 
And reading and even speaking have been replaced 
By other, less difficult, media, we wonder if you 
Will find in flowers and fruit the same colour and taste 
They held for us for whom they were framed in words, 
And will your grass be green, your sky be blue, 
Or will your birds be always wingless birds?