lunes, 30 de julio de 2012

James Joyce: El Crepúsculo Cambia del Amatista





James Joyce(1882-1941)


El crepúsculo cambia del amatista
al más y más oscuro azul
la lámpara llena los árboles de la avenida
con un pálido reflejo verde

El viejo piano toca un aire
reposado, lento y alegre;
ella inclina su cabeza
sobre las teclas amarillas.

Pensamientos tímidos y ojos graves y manos
que buscan al enumerar--
el crepúsculo cambia a un azul  profundo
con luces de amatista.


Versión: Marina Kohon



The twilight turns from amethyst
To deep and deeper blue,
The lamp fills with a pale green glow
The trees of the avenue.
 
The old piano plays an air,
Sedate and slow and gay;
She bends upon the yellow keys,
Her head inclines this way.
 
Shy thoughts and grave wide eyes and hands
That wander as they list--
The twilight turns to darker blue
With lights of amethyst.


The Twilight turns from Amethyst is reprinted from Chamber Music. James Joyce. London: Elkin Mathews, 1907.



jueves, 26 de julio de 2012

Clannad: Siúil A Rún




Siúil A Rún

Grupo: Clannad

Clannad es un grupo Irlandés, oriundo de Gweedore (Gaoth Dobhair), County Donegal. Son ganadores de un Grammy y su música puede ser descripta como folk y folk rock Irlandés. cantan en diversos idiomas, Inglés, Latín, Gaélico, y Mohicano.
El grupo está compuesto por:
Moya Brennan ( Máire Ní Bhraonáin), Ciarán Brennan (Ciarán Ó Braonáin), Pól Brennan ( Pól Ó Braonáin), Noel Duggan ( Noel Ó Dúgáin) and Pádraig Duggan ( Pádraig Ó Dúgáin).

Clannad entró en escena en los años 70 en Irlanda y Europa con álbumes como Macalla y Anam. Tanto la voz principal Moya Brennan como su hermana Enya también han  tenido gran éxito como solistas.
Después de 10 años la banda se disolvió.

Siuil a Run

This is a traditional song, about a young girl and her Wild Geese who's off to war.

I wish I was on yonder hill
'Tis there I'd sit and cry my fill,
And every tear would turn a mill,
Is go dte tu mo mhuirnin slan

[chorus]
Siuil, siuil, siul a run,
Siuil go sochair agus siuil go ciuin
Siuil go doras agus ealaigh lion
Is go dte tu mo mhuirnin slan

I'll sell my rock, I'll sell my reel,
I'll sell my only spinning wheel,
To buy my love a sword of steel
Is go dte tu mo mhuirnin slan.
[chorus]

I'll dye my petticoats, I'll dye them red,
And 'round the world I'll beg my bread,
Until my parents shall wish me dead,
Is go dte tu mo mhuirnin slan.
[chorus]

But now my love has gone to France,
To try his fortune to advance;
If he e'er comes back, 'tis but a chance,
Is go dte tu mo mhuirnin slan
[chorus]

I wish, I wish, I wish in vain,
I wish I had my heart again,
And vainly think I'd not complain,
Is go dte tu mo mhuirnin slan
[chorus]

Translation :
Walk, walk, walk, O love,
Walk quickly to me, softly move;
Walk to the door, and away we'll flee,
And safe may my darling be.
I wish I was on yonder hill
'Tis there I'd sit and cry my fill,
And every tear would turn a mill,
Iss guh day thoo avorneen slawn.

Chorus (in phonetic Gaelic)
Shule, shule, shule aroon,
Shule go succir agus, shule go kewn,
Shule go durrus oggus aylig lume,
Iss guh day thoo avorneen slawn.




miércoles, 25 de julio de 2012

Jonathan Swift: Los Viajes de Gulliver





Jonathan Swift

Pintura: Charles Jervas


Los Viajes de Gulliver

"Los viajes de Gulliver", es considerada la obra maestra de Swift.
Fue publicada en forma anónima en 1726.
Aunque ha permanecido como un clásico de la literatura infantil, fue concebida como una sátira, contra la vanidad y la hipocresía de las cortes, los hombres de estado y los partidos políticos de ese tiempo.
Tardó seis años en escribirla, y el autor fue agregando reflexiones acerca de la naturaleza humana e hizo una amarga burla a la sociedad inglesa y al género humano, utilizando un estilo narrativo imaginativo, ingenioso y sencillo.
El cuarto libro, "Gulliver en el país de los huim" suele eliminarse de muchas ediciones juveniles por su mordacidad, en el que considera a los animales mejor compañía que la de muchos humanos.



Del Cuarto Libro:

"La palabra houyhnhnm, en su lengua, significa caballo, y por su etimología, la perfección de la Naturaleza. Dije a mi amo que me encontraba en gran apuro para expresarme; pero adelantaría lo más de prisa que pudiese, y esperaba poder decirle maravillas en breve plazo. Se dignó encargar a su propia yegua, sus potros, sus crías y los criados de la casa que aprovecharan todas las ocasiones de enseñarme, y todos los días se imponía él igual trabajo durante dos o tres horas. Varios caballos y yeguas de calidad del vecindario venían con frecuencia a nuestra casa, atraídos por la fama de un yahoo maravilloso que hablaba como un houyhnhnm y parecía descubrir en sus palabras y actos ciertos destellos de razón. Se encantaban de hablar conmigo; me hacían preguntas, a las que yo daba las respuestas que me era posible. Con circunstancias tan favorables, hice tales progresos, que a los cinco meses de mi llegada entendía todo lo que decían y me expresaba bastante bien.
     Los houyhnhnms que acudieron a visitar a mi amo llevados de la intención de averiguar y de hablar conmigo, apenas se determinaban a creer que yo fuese un yahoo verdadero, porque veían cubierto mi cuerpo de manera distinta que el de los demás de mi clase. Se asombraban de verme sin los pelos y la piel que eran naturales, salvo en la cabeza, la cara y las manos; pero un accidente ocurrido quince días antes me había obligado a descubrir a mi amo este secreto.
     Ya he dicho al lector que por las noches, cuando la familia se había ido a la cama, era mi costumbre desnudarme y taparme con las ropas. Ocurrió que una mañana temprano mi amo envió a buscarme al potro alazán que era su ayuda de cámara; cuando entró, yo dormía profundamente, con las ropas caídas por un lado y la camisa más arriba de la cintura. Me desperté al ruido que produjo y observé que me daba el recado con alguna turbación, después de lo cual se volvió con mi amo, a quien, con gran susto, dio confusa cuenta de lo que había visto. Así lo comprendí, pues al acudir tan pronto como estuve vestido a ponerme al servicio de su señoría, me preguntó qué significaba lo que su criado acababa de decirle, y añadió que yo no era cuando dormía la misma cosa que parecía en las demás ocasiones, y que su ayuda de cámara le aseguraba que yo era en parte blanco, en parte amarillo, o al menos no tan blanco, y en parte moreno.
     Hasta entonces yo había guardado el secreto de mi vestido para distinguirme todo lo posible de la maldita raza de los yahoos; pero en adelante era inútil querer hacerlo. Además, pensaba yo que mis zapatos y mis ropas, que estaban ya en mediano uso, quedarían pronto inservibles y tendrían que ser substituídos por algún invento a base de piel de yahoo o de otros animales, por donde el secreto vendría a ser conocido. Dije a mi amo, en consecuencia, que, en el país de donde yo procedía, los de mi especie llevaban siempre cubierto el cuerpo con el pelo de ciertos animales, preparado con arreglo a determinado arte, así por decencia como por guardarse de las inclemencias del aire caliente o frío, de lo cual podría convencerle inmediatamente por lo que a mí tocaba si tenía a bien mandármelo. Con esto, me desabotoné la casaca y me la quité. Lo mismo hice con el chaleco, y también con los zapatos, las medias y los calzones.
     Mi amo observó toda la acción con muestras de gran curiosidad y asombro. Tomó todas mis prendas, una por una, en la cuartilla, y las examinó muy diligente. Me tentó el cuerpo con gran dulzura y me miró todo alrededor varias veces, después de lo cual dijo que estaba claro que yo era un yahoo perfecto, pero que me diferenciaba mucho del resto de la especie en la suavidad y blancura de la piel, la falta de pelo en varias partes del cuerpo, la forma y cortedad de mis garras traseras y delanteras y mi empeño en andar siempre sobre las patas de atrás. No quiso ver más, y me dio licencia para volver a vestirme, pues ya estaba yo tiritando de frío.
     Le expresé el disgusto que me causaba oírle designarme tan a menudo con el nombre de yahoo, repugnante animal, por el que sentía el odio y el desprecio más absolutos. Le supliqué que se abstuviera de aplicarme aquella palabra y diese la misma orden a su familia y a los amigos a quienes permitía visitarme. Igualmente le encarecí qué guardase para sí y no comunicase a nadie más el secreto de llevar yo tapado el cuerpo con una cubierta postiza, al menos mientras me durasen las ropas que tenía; pues en cuanto al potro alazán, su ayuda de cámara, podía su señoría ordenarle que no descubriera lo que había visto.
     Mi amo consintió en todo muy graciosamente, y así el secreto se mantuvo hasta que comenzaron a inutilizarse mis ropas, las cuales hube de substituir con invenciones diversas de que más tarde hablaré. Mientras esto sucedía, mi amo me excitaba a que siguiera aprendiendo el idioma a toda prisa, pues estaba más asombrado de ver mi capacidad para el habla y el razonamiento que no la figura de mi cuerpo, estuviese cubierto o no, añadiendo que esperaba con bastante impaciencia oír las maravillas que le había ofrecido contarle.
     En adelante duplicó el trabajo que se tomaba para instruirme; me hacía estar presente en todas las reuniones, y exigía que los reunidos me tratasen con amabilidad; pues, según les dijo privadamente, eso me pondría de buen humor y me haría aún más divertido.
     Todos los días, cuando yo le visitaba, además de las molestias que se tomaba para enseñarme, me hacía varias preguntas referentes a mi persona, a las cuales contestaba yo lo mejor que sabía, y gracias a esto tenía ya algunas ideas generales, aunque muy imperfectas. Sería cansado exponer por qué pasos llegué a mantener una conversación más regular; baste saber que la primera referencia de mí que pude dar con algún orden y extensión vino a ser como sigue:
     Dije que había llegado de un muy lejano país, como ya había intentado decirle, con unos cincuenta de mi misma especie; que viajábamos sobre los mares en un gran cacharro hueco hecho de madera y mayor que la casa de su señoría; y aquí le describí el barco en los términos más precisos que pude, y le expliqué, ayudándome con el pañuelo extendido, cómo el viento le hacía andar. Continué que, a consecuencia de una riña que habíamos tenido, me desembarcaron en aquella costa, por donde avancé, sin saber hacia dónde, hasta que él vino a librarme de la persecución de aquellos execrables yahoos. Me preguntó quién había hecho el barco y como era posible que los houyhnhnms de mi país encomendaran su manejo a animales. Mi respuesta fue que no me aventuraría a seguir adelante en mi relación si antes no me daba palabra de honor de que no se ofendería, y en este caso le contaría las maravillas que tantas veces le había prometido. Consintió, y yo continué, asegurándole que el barco lo habían hecho seres como yo, los cuales, en todos los países que había recorrido, eran los únicos animales racionales y dominadores, y que al llegar a la tierra en que nos hallábamos me había asombrado tanto que los houyhnhnms se condujesen como seres racionales cuanto podría haberles asombrado a él y a sus amigos descubrir señales de razón en una criatura que ellos tenían a bien llamar un yahoo; animal éste al que me reconocía parecido en todas mis partes, pero de cuya naturaleza degenerada y brutal no sabía hallar explicación. Añadí que si la buena fortuna era servida de restituirme alguna vez a mi país natal, y en él relatar mis viajes, como tenía resuelto hacer, todo el mundo creería que decía la cosa que no era, que me sacaba del magín la historia; pues, con todos los respetos para él, su familia y sus amigos, y bajo la promesa de que no se ofendería, en nuestra nación difícilmente creería nadie en la existencia de un país donde el houyhnhnm fuera el ser superior y el yahoo la bestia."


lunes, 23 de julio de 2012

Noel Duffy: Las Lunas








Noel Duffy
Las Lunas


Todo el día él ha esperado  que oscureciera
al tiempo que los carruajes traqueteaban por el patio
debajo de su ventana el grito de los puesteros
en el mercado llenando el aire hasta el atardecer.

Ahora todo se ha aquietado en las  calles  angostas
Orion trepa desde el sur y la campana de la catedral
entona la solemne nota del Angelus sobre Padua.
Él  se calienta las  manos con los extinguidos rescoldos de su fuego,

luego enfoca el telescopio por sobre los techos
de las casas de los mercaderes en la plaza,
bien alto por encima de su mundo de comercio e intercambio,
sus libros de balances  y contadas horas.

Y como, al mirar más de cerca, el cielo estalla
en el ojo de su explorador, la noche más derrochadora
de lo que  podría haberse imaginado,
las Siete Hermanas, titilando y familiares

elevándose por sobre el horizonte y Júpiter, el punto más brillante,
en lo alto de toda la oscuridad,  nada  hasta hacerse nítido
con las cuatro lunas fijas en su órbita,
 presencias fantasmagóricas alrededor del


clima cambiante de otro planeta. Esas extrañas estaciones
que ha presenciado en los cielos pero ninguna como esta

gigante tormenta arremolinándose  en la distancia, su iris de sangre
que lo busca a través de los espacios vacíos


como si fuera el ojo de Dios que lo ha encontrado
enmarcado  en la ventana, su vista débil
 única prueba contra toda  la ignorancia y la duda
de que a veces un corazón puede perder un latido

y  después, nada será lo mismo.




Traducción:  Marina Kohon


The Moons


All day he has waited for the light to fade
as carts and carriages rattled by in the courtyard
below his window, the shouts of traders
in the marketplace filling the air till dusk.

Now all has grown quiet in the narrow streets
as Orion climbs from the south and the cathedral bell                                                                                         
intones the solemn note of the Angelus over Padua.
He warms his hands by the dying embers of his fire,

then aims his telescope above the rooftops
of the merchants’ houses on the square,
high above their world of commerce and trade,
their balanced ledgers and numbered hours.

And how, on looking closer, the sky explodes
in the viewfinder, the night more profligate
than he could’ve ever imagined it,
the Seven Sisters, shimmering and familiar,

rising above the horizon and Jupiter, brightest point 
in all the darkness overhead, swims into focus
its four moons fixed in their circuits,
circling like ghostly presences across the shifting

weather of another planet. Such strange seasons
he has witnessed in the heavens but none like this
giant storm churning in the distance, its blooded iris
searching him out across the empty spaces

as though it were the eye of God that had found him
framed in this window, his failing sight
his only proof against all ignorance and doubt
that sometimes the heart can miss a beat

and is never quite the same after.  


In the Library of Lost Objects

Published by Ward Wood Publishing, 2011

Página del autor: http://noelduffy.net/poetry/




miércoles, 18 de julio de 2012

Carrick-a-Rede









Carrick-a-Rede, Irlanda

El Carrick-a-rede rope bridge (Roca en el camino) es un puente colgante situado en las cercanías de Ballintoy, Antrim,  Irlanda del Norte.
Se trata de un puente situado a una altura de 30 metros sobre el nivel del mar y que une a una pequeña isla, con la costa. Mide aproximadamente 20 metros de largo.
No apto para personas con vértigo.




Sinead O'Connor: The House of the Rising Sun







Sinead O'Connor y su maravillosa versión de: The House of the Rising Sun


There is a house in New Orleans,
they call The Rising Sun.
And it's been the ruin of manys a poor boy,
and God, I know I'm one.

My mother was a tailores
she sewed my new blue jeans
an' my father was a gamblin' man
down in New Orleans.

Now the only thing a gambler needs
is a suitcase and a trunk.
And the only time that he's satisfied
is when he's down and drunk.

So mothers tell, tell your children
not to do what I have done
not to spend their lives in sin and misery
in the House of the Rising sun.

I've got one foot on the platform
and another one on the train.
I'm going home to New Orleans
to wear that ball and chain.
There is a house in New Orleans,
they call The Rising Sun.
And it's been the ruin of manys a poor boy,
and God, I know I'm one.

poor, poor boy
poor, poor boy
poor, poor boy
poor, poor boy
poor, poor boy
poor, poor boy
poor, poor boy
poor, poor boy
poor, poor boy
poor, poor boy




martes, 17 de julio de 2012

Antigua Bendición Irlandesa








Antigua bendicion irlandesa

“Que la tierra se vaya haciendo camino ante tus pasos,
que el viento sople siempre a tus espaldas,
que el sol brille cálido sobre tu cara,
que la lluvia caiga suavemente sobre tus campos y,
hasta tanto volvamos a encontrarnos,
que Dios te lleve en la palma de su mano.”





lunes, 16 de julio de 2012

Chesús Yuste: La Mirada del Bosque





La Mirada del Bosque de Chesús Yuste.




Acaba de llegar a las librerías de Argentina 'La mirada del bosque' (Ed. Paréntesis),  la primera novela policíaca de Chesús Yuste, colaborador habitual de The Southern Cross, el periódico mensual de la comunidad irlandesa en Argentina. Historiador y político español apasionado de Irlanda, su blog Innisfree1916 ha sido recomendado por Lonely Planet como el más completo sobre Irlanda en español. De hecho, su novela transcurre en la Irlanda rural, combinando la intriga, el humor irlandés, el erotismo y múltiples referencias culturales, gastronómicas e históricas sobre la vida en la isla esmeralda. 
En un pequeño pueblo de Irlanda, en el hermoso condado de Donegal, aparece asesinada Emily Donoghue. Es el primer asesinato cometido en Ballydungael en los últimos setenta años. Será un desafío para las fuerzas vivas del pueblo: la maestra y novelista de éxito, el alcalde, la locutora de radio, el párroco de San Columba y la joven doctora recién llegada intentarán ayudar al sargento de la Garda (la policía irlandesa) a resolver el caso. Los seis acostumbran a reunirse a cenar todos los miércoles para comentar los crímenes novelados por la maestra, pero en esta ocasión el crimen va a ser real.
En esta historia de intriga, con el sabor y sentido del humor de los cuentos irlandeses, y con la Irlanda de 1992 como telón de fondo (a punto de desperezarse el Tigre Celta, a punto de agotarse el ciclo de violencia en el Norte, a punto de construirse la Unión Europea…), va desfilando un mosaico de personajes: un potentado encerrado en su castillo, un artista que pinta desnudo, una mujer misteriosa que vive en el bosque, un inspector lleno de complejos, un ministro que no sabe decir Ballydungael, un hombre perdido que pregunta una dirección, un chino que habla irlandés… y, como un actor más, la frontera de la partición que marca sus vidas.
Ahora podrás encontrar 'La mirada del bosque' en las siguientes librerías de Buenos Aires:
  • Librería Paidós (Avda. de las Heras, 3741, local 31).
  • Librería Tiempos Modernos (c/ Cuba, 1921).
  • Librería Hernández de la Calle C (Avda. Corrientes, 1311 y Avda. Corrientes, 1436).
  • Librería Norte (Avda. de las Heras, 2225).
  • Librería del Mármol (c/ Lavalle, 2015).
  • Librería Antígona (Callao, 737).
  • Librería Guadalquivir – PROEME, S.L. (Callao, 1012).
  • Retórica Ediciones (Avda. Santa Fe, 2928).
  • La Cita Libros (Charcas, 3315).
  • Eterna Cadencia Libros (c/ Honduras, 5574. Palermo, C.A.B.A.).
  • El Gato Escaldado (Avda. Independencia, 3548. Boedo, C.A.B.A.).
  • Librería Santa Fe APS (Avda. Santa Fe, 2376).
  • Arcadia Libros (c/ M. T. de Alvear, 1548).
  • Usina Cultural S. A. (c/ Nicaragua, 4899).
  • LUDEBA (c/ Tucumán, 1792).
Así escribe Chesús Yuste


Era una luminosa mañana de junio. A la Sra. Murphy le extrañó que la oficina de correos no hubiera abierto a su hora. Emily solía ser puntual. Algo le ha tenido que ocurrir, pensó la Sra. Murphy mientras seguía su camino hacia el comercio del comandante. Y en efecto, lo que le había ocurrido a Emily había sido un golpe con un objeto contundente y cortante en el parietal izquierdo del cráneo. Eso escribió el policía en su libreta cuando inspeccionó el cadáver. A Emily, la cartera de Ballydungael, la habían encontrado veinte minutos antes tirada en el arcén de la carretera, a doscientos metros de la granja del viejo MacSweeney, en las afueras del pueblo, en el otro extremo de donde vivía. Tras un desayuno reglamentario de salchichas y huevos revueltos, lo ideal para aguantar un día duro, el mayor de los MacSweeney, Declan, acababa de arrancar la moto que cada mañana le llevaba a la fábrica de conservas de pescado donde trabajaba, cuando la visión de aquel bulto en la carretera le hizo detenerse. El aire alzaba la tela estampada de trazos rojos y azules. Era imposible no verlo. Se trataba del bonito vestido de Emily Donoghue. La sangre le cubría el rostro y por eso Declan no pudo reconocerla. Fue su madre quien identificó enseguida a la propietaria del vestido. «Lo llevaba ayer tarde, me la encontré cuando iba de compras. Es Emily, la de correos, pobre mujer.»
Eoghan Duffy, el sargento de la Garda Síochána, la policía de la República de Irlanda, se inclinó sobre el cadáver, buscando alguna prueba que pudiera orientar su investigación. Se trataba del primer asesinato que se cometía en Ballydungael desde la guerra civil. Y el primero con el que se encontraba en su carrera profesional. Casi había olvidado cuál era el protocolo que debía seguir en estos casos.
La noticia circuló por el pueblo a gran velocidad. Cuando el sargento Duffy entró en la casa de apuestas que regentaba Tom Donoghue, la gente se agolpaba en las aceras esperando ver cuál iba a ser la reacción del marido de la víctima. Las apuestas improvisadas pagaban 3 a 1 a que Tom sería detenido como principal sospechoso. Pero no fue así. Al conocer la noticia, se desplomó sobre su silla y se deshizo en llantos. Al policía le resultó convincente.
En aquel pequeño municipio donde nunca pasaba nada, el crimen de la cartera se convirtió en el gran acontecimiento del que todo el mundo hablaba. Ya ni el abultado vientre de la pequeña de los Sullivan en su traje de novia el día de su boda, ni las costumbres libertinas del pintor hippy que se había instalado en el antiguo molino, eran capaces de desplazar de las conversaciones al gran tema: pero ¿quién mató a la Sra. Donoghue? 






jueves, 12 de julio de 2012

El Anillo de Claddagh


El Anillo de Claddagh



La historia del Anillo de Claddagh, data de  hace unos 300 años. Fue diseñado y fabricado  en  una antigua aldea pesquera en Claddagh, en las afueras de la ciudad de Galway,  (costa oeste de Irlanda).  El  anillo muestra dos manos entrelazadas  tomando un corazón, normalmente con una corona sobre ellos. Se dice que el corazón corresponde al amor, las manos a la amistad y la corona a la lealtad. Se entrega como símbolo de amistad o como compromiso  nupcial.
. Según la tradición:
·        Si  lleva el anillo en la mano derecha con el corazón mirando hacia afuera,  todos sabrán que nadie ha ganado aún su corazón. La persona no mantiene ninguna relación.
·         Si lleva el anillo en la mano derecha con el corazón mirando hacia sí mismo significa  que tiene el corazón ocupado. La persona está interesada en alguien o “alguien ha atrapado su corazón”.
·         Llevar el anillo en la mano izquierda apuntando hacia el exterior: la persona está comprometida.
·        Si  lleva el anillo en la mano izquierda, con el corazón mirando para si, significa que dos personas se aman para siempre. La persona está casada.
·         El anillo Claddagh es una de las tradiciones más románticas y duraderas de la isla de Irlanda.
·         Entregar este anillo como un regalo, es expresar interés por el otro y un gran  deseo de compartir tiempo juntos.

·         El poema de Claddagh escrito por A. Agnew dice:
Mis pensamientos son tan felices como la mañana. Mi corazón es tan ligero como el rocío. Con este anillo, recuerdo tu pasión y puedo pensar solamente en ti. Tu obsequio de esas horas brillantes y felices. Quédate conmigo cada noche y cada día. Con las manos siempre unidas. Más de lo que las palabras puedan decir. Juntos estamos en el arco iris el cual resplandece con los colores del amor. Siempre juntos. Unidos por el lazo de nuestro amor.




miércoles, 11 de julio de 2012

Riverdance








Riverdance es un grupo de baile irlandés que ha ganado reconocimiento en todo el mundo.
En el baile tradicional irlandés, los movimientos de las piernas son rápidos, mientras que el resto del cuerpo y las manos se mantienen relativamente quietos.

Riverdance comenzó a hacer espectáculos en Dublin durante el festival de la Canción de Eurovisión, exactamente  el 30 de abril de 1994 con una presentación de tan solo 7 minutos de los bailarines irlandeses Michael Flatley y Jean Butler, quienes crearon este cuerpo de danza.




martes, 10 de julio de 2012

Moya Cannon: Naturaleza Muerta



Moya Cannon



Naturaleza Muerta

Por mucho que amemos al máximo
esas raras intersecciones de tiempo y espacio
donde somos nada más que juguetes del amor
atrapados, como dos ciervos sorprendidos en un claro,
nada más que dulce anonimato de la carne,
nada más que ritmo bendito de la vida
que se ama a sí mismo a través de nosotros-
dos cuerpos humanos afinados con las estrellas que giran-

todo esto es casi nada
sin los pequeños objetos cotidianos
que construyen un puente entre lo que está separado,
las pequeñas caricias habituales que postergan el miedo,
la gracia de pequeños servicios prestados-
dos cuencos con arándanos y yogur,
dos tazas de café,
dos cucharas,
en una mesa de madera
bajo el sol de octubre.

Versión: Leonor Silvestri
Irlandesas, 14 poetas contemporáneas
Editorial: Bajo la Luna

Still Life

Much  though we love  best
Those rare intersections of time and space
Where we are nothing  but  love’s playthings,
Caught, like two deer alerted in a clearing,
Nothing but a sweet  anonymity of flesh,
Nothing but life’s blessed rhythm
Loving itself through us-
Two human bodies tuned to the whirring stars-

All this almost nothing
Without the small, quotidian gifts
Which  bridge  separateness,
the small, habitual caresses which hinder fears,
the grace  of small services rendered-
two bowls of blueberries and yoghurt,
two cups of coffee,
two spoons,
laid out on a wooden table
in October sunlight.




lunes, 9 de julio de 2012

William Butler Yeats: Hadas







Hadas, vengan,  llévenme de este
mundo opaco
para  montar  el viento
con ustedes
correr en la cresta de la marea despeinada
y danzar por encima de las montañas
como un fuego.



William Butler Yeats

Versión: Marina Kohon



Faeries, come take me out of this
dull world,
For I would ride with you upon  the
 Wind
Run on top of the disheveled
 Tide,
And dance upon the mountains like a
Flame.

William Butler Yeats (The Land of Heart’s desire, 1894)



viernes, 6 de julio de 2012

Garret Wall Band: Never Give all the Heart






Never Give All the Heart

Música:
Garret Wall Band

                                             Letra: William Butler Yeats



NEVER give all the heart, for love
Will hardly seem worth thinking of
To passionate women if it seem
Certain, and they never dream
That it fades out from kiss to kiss;
For everything that's lovely is
But a brief, dreamy. Kind delight.
O never give the heart outright,
For they, for all smooth lips can say,
Have given their hearts up to the play.
And who could play it well enough
If deaf and dumb and blind with love?
He that made this knows all the cost,
For he gave all his heart and lost.


                           

             

miércoles, 4 de julio de 2012

La Canción de Amergin





Pintura: The Fomors by John Duncan

Los Milesios, llegaron a Irlanda procedentes de las tierras que hoy conforman España y Portugal  para vengar la muerte de Ith, un explorador que fue asesinado por tres de los Reyes de los dioses irlandeses Tuatha Dé Danaan. Al llegar a tierra y pisar por primera vez con el pie derecho la Isla, Amergin entonó un himno, conocido como "La canción de Amergin". Las tres reinas Banba, Ériu y Fodla de los Tuatha Dé Dannan,  dieron permiso a Amergin y su gente para asentarse en Irlanda. Cada una pidió que la Isla fuera nombrada en su honor; a lo cual Amergin accedió, Ériu se convirtió en el nombre principal de la isla.

No obstante, los Milesios tenían que ganar el reinado de la Isla en una batalla contra los Reyes Irlandeses, sus Druidas y guerreros. Los Milesios aceptaron dejar la isla y alejarse nueve olas de distancia (una barrera mágica) antes de regresar a pelear. Pero, al haber alcanzado las distancia convenida, los Druidas Dé Dannan, invocaron una tormenta para mantenerlos alejados. Amergin realizó entonces la "Invocación de Irlanda" para derrotar la magia de los Dé Dannan y poder llegar a tierra. Después de una feroz batalla, donde los Reyes Irlandeses fueron muertos en combates cuerpo a cuerpo, los Milesios triunfaron. Amergin dividió la tierra entre sus dos hermanos, Eber tomando el sur y Éremón el norte. Los Tuatha Dé Dannan, se retiraron al Otro Mundo, volviéndose parte de la gente de los Áes Shíde (la Tierra de las Hadas)




Canción de Amergin

Citada por Robert Graves en la Diosa Blanca


Soy un ciervo: de siete púas,

soy una creciente: a través de un llano,

soy un viento: en un lago profundo,

soy una lágrima: que el Sol deja caer,

soy un gavilán: sobre el acantilado,

soy una espina: bajo la uña,

soy un prodigio: entre flores,

soy un mago: ¿quién sino yo

inflama la cabeza fría con humo?


Soy una lanza: que anhela la sangre,

soy un salmón: en un estanque,

soy un señuelo: del paraíso,

soy una colina: por donde andan los poetas,

soy un jabalí: despiadado y rojo,

soy un quebrantador: que amenaza la ruina,

soy una marea: que arrastra a la muerte,

soy un infante: ¿quién sino yo

atisba desde el arco no labrado del dolmen?


Soy la matriz: de todos los bosques,

soy la fogata: de todas las colinas,

soy la reina: de todas las colmenas,

soy el escudo: de todas las cabezas,

soy la tumba: de todas las esperanzas.