jueves, 26 de septiembre de 2013

Karen Owen: Dos Poemas








Iwan

Él era una silueta en la puerta del bar por eso supe en el encuentro a media luz que tuvimos que había venido para irse. Él solía salir del sol, y en su campera de cuero tenía estampado el día que partiría.
Debajo del ala baja de su sombrero había angustia. ¿Dónde está el humo de su musa? ¿Dónde está el pianista? ¿Dónde está mi compañía? ¿Dónde está el lenguaje? ¿Los blues? ¿Y dónde está ella, la chica hermosa? ¿Dónde está la poesía y todo el coraje de las cuerdas de su bajo?
Cada verso ahora cuelga de la puerta del bar, la puerta a la muerte, hoy nos dejó a cambio la quietud volvió a su sol, la partícula de polvo. Pero luego, en el vaso de vino de mi canción ¿qué es la vida sin Iwan?


“THPW 1921”
Una noche en un establo en Gales,
un poeta que cantaba sobre Rio
mostró cómo grabando sus iniciales en una viga
podía evitar el vacío del futuro.

Versiones: Marina Kohon


Iwan

He was a silhoutte in the door of the saloon
because of that I knew
in the dimly-lit meeting we had
that he came in order to leave;
he used to step out from the sun, and on his leather 
was the stamp of the day he would leave.

Beneath the low brim of his hat
there was anguish. Where is the smoke of his muse?
Where is the pianist? Where's my company?
Where's the language? The blues? And where is she,
the beautiful girl? Where is poetry
and all the grit of his bass line?

Every cynghanedd now hangs
in the doorway to the bar, the door to death;
today he left us for the stillness,
he returned to his sun, the spec of dust.
But afterwards, in the wineglass of my song
where is life without Iwan?





‘THPW 1921’

One night, in a barn in Wales,
a poet who sang of Rio
showed how by carving his initials in a rafter
he might evade that void of the hereafter.




lunes, 23 de septiembre de 2013

Tiffany Atkinson: Dos Poemas









Madre en Sueños

Mi madre en sueños, vestida
como una refugiada con estampillas raras
donde van los ojos, dice con voz televisiva
bueno, muchacha, ¿por qué tardaste? Su frente
franqueada por el dolor cuando lamo sus párpados
para cerrarlos y la devuelvo por la ranura
de la casa de dos pisos
donde mi madrastra cruje con la estática,
las piernas cruzadas, purificada y al borde del inminente
parto. Tengo que devolver la piel de mi madre,
el lento cirílico de su mano iletrada.
Despertar enredada en ese cordón, o ahogarme
con las palabras que no lo van a cortar.


Tiffany Atkinson, El hombre cuya mano izquierda pensaba que era un pollo, Ediciones Gog y Magog, 2013
Versión: Inés Garland


Mother in Dreams


My mother in dreams, dressed
like a refugee with penny-blacks where
her eyes should be, says in a TV voice
now, girl, what took you? Her forehead
franked with hurt as I licked her eyelid
shut and double her back through the tight
slit of the two-up-two-down-town-house
where my stepmother crackles with static,
cross-legged, purified, and fat with inminent
delivery. Must return my mother's skin,
the slow Cyrillic of that unschooled hand.
Wake tangled in that cord, or choke
on words that just won't cut it.




Filología

Primero escribes de cómo el calor
se parece a otro cuerpo sobre tu espalda:
vas perdiendo años cada día por los minerales.
Te enseñan a tomar Coca Cola con sal
para la transpiración.
                        Algunas cosas parecen estar cerca de casa —
siempre hay alguien a la pesca de algo nuevo
que decir sobre la luna, y todos crían pollos,
pero no puedes conseguir manteca, y no importa si tienes papel europeo
y el lenguaje es un campo minado.
                                    Dieciséis sustantivos
para sostener las formas que la explosión hace del espacio ciudadano:
todos provenientes de los nombres de artistas antiguos. Un Instituto
que gestiona la retórica del dolor. Sus eruditos
están eximidos del servicio, pero (Dios mío)
son estrechos. Para llegar al piso superior debes subir
con bestial dolor, a través de los monótonos, nivelados
directivos mediocres del trauma,
hasta el panóptico de vidrio triple donde los complots de
profesores universitarios apuntan a un sufrimiento tan delicado que
se lo puede silbar con  labios cerrados. Para oir este lenguaje
hay que acercarse tanto a un hombre que puede besarte
o cortar tu cuello.
                        No encuentras ninguna palabra para costa,
porque todo lo que hueles es sal al anochecer. Y
perdiste tu DNI en una escaramuza en los archivos
y por lo tanto deberás caminar hacia el interior. La carta
que entregaron durante diecinueve días dice, con subrayado,
cuánto [intraducible] extrañas a las malditas gaviotas,
pavoneándose alrededor sin papeles. Y tormentas de estorninos,
sobre el embarcadero en la segura, segura Aberystwyth.




Tiffany Atkinson, de El Hombre cuya mano izquierda pensaba que era un pollo, Ediciones Gog y Magog, 2013

Version de Silvia Camerotto



Philology

First, you write how heat
is like another body on your back:
you’re losing years each day by way of minerals.
They teach you to drink Coke with salt in
for the sweating.
                        Certain things seem close to home—
there’s always someone on the hunt for something new
to say about the moon, and everyone keeps chickens,
but you can’t get butter, never mind  a European paper,
and the language is a minefield.
                                                Sixteen nouns
to hold the shapes explosion makes of civic space:
all derived from ancient artists’ names. An Institute
which manages the rhetoric of pain. Its scholars
are exempt from service but (dear god)
they’re thin. To reach its top floor you must climb
from brute hurt, through the drab, split-
leveled middle-management of trauma,
to the triple-glazed panopticon where dons
plot points of suffering so fine they’re whistled
through closed lips. To hear that language
is to lean so closely in a man might kiss
or cut your throat.
                        You find no word for coast,
for all that you smell salt at nightfall. And
you’ve lost your ID in a skirmish at the archives
so you’ll have to trek inland. The letter
handed round for nineteen days says, underlined,
how [untranslatable] you miss the bloody seagulls,
strutting round sans papiers. And starling-storms,
above the pier in safe, safe Aberystwyth. 



domingo, 22 de septiembre de 2013

Ostara, 23 de septiembre










Símbolos:
Huevos, Luna nueva, conejos o liebres y mariposas.
Deidades:
Diosas vírgenes, Diosas de la Luna, Diosas del amor, algunas Diosas de la fertilidad. Algunas Diosas de Ostara son: Afrodita, Venus, Eostre, MA-Ku, Minerva, Isis, Rheda, Coatlicue. Dioses: Dioses del amor, Dioses de la Luna, Dioses de la canción y la danza, algunos Dioses de la fertilidad. Algunos Dioses de Ostara son: Adonis, Señor del Bosque Verde, Ovis, Dylan, Odin, Osiris, Attis, Mithras.
Colores:
Todos los tonos pasteles, amarillo, rosa, verde, azul. Amarillo y dorado para el Dios.
Flores y Hierbas:
Todas las flores de primavera, musgo irlandés, flores de azafrán, azucena, narcisos, lirios de pascua, madreselva, jazmín, rosas, fresas, violetas. bellotas, diente de león.
Inciensos y Aceites:
Musgo, rosas, jazmín, violetas, fresas o una combinación de dos o más de estas hierbas.
Piedras:
Cuarzos rosas, aguamarina, jaspe.
Alimentos:
Nueces como las de las calabazas, cualquiera de los vegetales verdes, huevos, miel, pan, semillas.
Bebidas:
Vino dulce, diente de león, tés herbales.


Festividad de la Diosa de la fertilidad, asociada al comienzo de la primavera.

También llamada de la Diosa del amanecer o del despertar de las fuerzas germinativas.

Otros autores, indican que Ostara, es una representación de las fuerzas femeninas generadoras y que se celebra el matrimonio del Dios Sol con la Diosa Tierra.

Desde el punto de vista etimológico, Ostara o Ēostre deriva del proto-germánico austrō, así como también de la raíz proto-indoeuropea aues-, "brillar". Se puede vincular a Eostre y a la diosa griega del amanecer, Eos, o la Aurora de los romanos.

También existe una relación entre Ēostre (brillante) con el viento del este Austri, que es el "espíritu de la luz".

Ostara, es una de las ocho festividades de la rueda del año, relacionada con rituales y fiestas diurnas. Su celebración es durante el equinoccio de primavera, en el hemisferio norte cercano al 21 de marzo, mientras que en el hemisferio sur es alrededor del 23 de septiembre.

Esta celebración marca el fin del invierno, de la época oscura, donde el esposo hijo y amante de la Diosa, pasó los meses invernales en la muerte y ahora, da inicio a la época del renacimiento, de la luz. Es la época en que la Diosa despierta de su descanso y cubre la tierra con su fertilidad. Por lo cual, en algunos lugares relacionan a la festividad con Frigg, Freya o deidades femeninas de la fertilidad, donde la Diosa, recupera su aspecto de doncella.

Es el tiempo en que los animales salvajes son incitados por ambos dioses, para su reproducción, el Dios y la diosa reinan juntos y por tanto, los días y noches son iguales en tiempo. El renacimiento de la naturaleza se representa con el huevo, es el tiempo de la primera siembra del año, del renacimiento interior, de la fertilidad de conciencia donde se siembran los anhelos para el año que comienza.

 Época importante para bendecir las semillas que se sembrarán en los campos.
Tiempo propicio para comenzar nuevos proyectos, para comunicarnos con el mundo. 

Son una gran cantidad de Diosas de diferentes etnias a las que se les consagra la festividad, como: Tozi, Tonantzin, Tocitona, Bamba, Diosa Madre del Maíz, Afrodisias, Aglaurias, Ceres, Cordax, Coliades, Coreyas, Dictineas, Eleusinas, Faunalias, Frisias, Gefireas, Heresforias, Hilaris, Lernaias, María (anunciación del árcangel Gabriel), entre otras.




jueves, 19 de septiembre de 2013

Richard Gwyn: Dos Poemas







    Richard Gwyn, en Gaiman, Chubut,  en la casa de té homónima, agosto, 2013





Hambre de sal


¿Te recordaré en la luz insulsa y amarilla,
como a un pez que me entra en la boca, como un virus
que me entra en la sangre, como un miedo que me entra en la panza?
¿Te recordaré como una catástrofe
desgarrándome entre las piernas, dientes minúsculos que  hienden mi  labio,
lengua tocada con sal por la que mi lengua estaba loca?
Nunca reconociste esos pequeños robos:
el anillo de mi madre, la estatua de Knosos,
el medallón que yo guardaba para el cabello de los chicos
que nunca tuvimos. Te veo, ven a robar mis huesos,
dientecillos tan blancos, un collar de piedras coloridas,
valvas de almejas y mejillones alrededor de tu talle,
una cadena de esmeraldas en el tobillo. Pero ahora te has ido
de vuelta al mar. Puedo perdonar tu crueldad,
tus humores violentos, tus tramas de venganza,
recordando en lugar de eso el roce de tu piel
sobre la mía, el modo en que me viste aquella tarde
en la cueva marina, las gaviotas chillando afuera,
una multitud de airados acreedores en un mundo distinto,
vuelto terriblemente silencioso. Y tú, anidando
en la arena blanca, atrapada en las redes que tejí
con devota sobriedad, por completo convertida en sal.







Hunger for Salt


Will I remember you in the dull yellow light,
as a fish that enters my mouth, as a virus
that enters my blood, as a fear that enters my belly?
Will I remember you as a catastrophe
tearing between my legs, fine teeth slitting my lip,
tongue touched with salt my tongue was crazy for?
You never confessed to those little thefts:
my mother’s ring, the statue from Knossos,
the locket I kept for the hair of children
we never had. I see you, come to steal my bones,
small teeth so white, a necklace of coloured stones,
clams and mussel shells around your waist,
an ankle chain of emeralds. But now you have gone
back to the sea, I can forgive your cruelty,
your violent moods, your plots of revenge,
remembering instead the brush of your skin
on mine, the way you looked at me that afternoon
in the sea cave, gulls clamouring outside,
a crowd of angry creditors in a world otherwise
gone terribly quiet. And you, nestling in
the white sand, caught in the nets I wove
with a devout sobriety, turned utterly to salt.






Pelar una Naranja



Pelar una naranja plantea una elección. ¿Usas un cuchillo o los dedos? ¿O simplemente cortas la fruta y chupas las partes interiores de la piel dada vuelta, dejando que la amarga suavidad te roce la lengua? Con frecuencia siento el impulso de clavar los dientes en esos flojos colgajos de cáscara , y lo hago. Cuanto más fresca es la naranja, menor es la necesidad de un cuchillo. Hunde profundo el pulgar donde se inserta el tallo y empuja. Al romper la piel, un soplo de vapor, una diminuta explosión del genio de la naranja. Parpadea y te lo perderás. No parpadees y te arderán los ojos. Te quedará colgando la parte blanca de la cáscara debajo de la uña del pulgar, pegajosa y probablemente irritando la carne suave que hay debajo de la uña. Los delgados pedazos de cáscara caen como yeso. Alternativamente, usa un cuchillo. En ese caso, muy probablemente cortarás la piel en cuartos, uniendo el vértice y el ombligo. Recuerda que el mundo es como una naranja, pero azul. Sosteniendo el cuchillo firmemente entre el dedo medio y el pulgar, da vuelta la cáscara con el dedo índice, si es que lo tienes. ¿Entonces qué? Corta los cuartos. Cómete la naranja. Los sobrantes ácidos se te pegan en el dorso de los dientes. El jugo quema las úlceras de la boca. En la antigua China, los hechiceros frotarían la cáscara y la piel blanca en el glande de un hombre agonizante para que alcanzara una reencarnación favorable. En el invierno, los griegos disponen cáscaras de naranja en la parte superior de sus salamandras . El aroma le da la bienvenida a los recolectores de aceitunas cuando vuelven de los campos después de un día de trabajo. Sentado para que descansen sus piernas doloridas, uno de ellos comienza a pelar una naranja. 




Peeling an orange





Peeling an orange presents a choice. Do you use a knife or fingers? Or simply cut the fruit and suck the innards from the turned-back skin, letting the bitter smoothness brush against your tongue? I often feel an urge to sink my teeth into those loose flaps of peel, and do. Fresher the orange, less need for a knife. Dig your thumb deep into the stem-joint and pull. Breaking the skin, a puff of vapour, a tiny explosion of the orange genie. Blink and you'll miss it. Don't blink and you'll sting your eyes. Pith will cling under your thumbnail, sticky and likely to irritate the tender flesh beneath the nail. The thin chunks of peel fall away like plaster. Alternatively, use a knife. In which case, most likely you will carve the skin into quarters, joining at the apex and the stem. Remember that the world is like an orange, but blue. Holding the knife steadily between middle finger and thumb, turn back the skin with the index finger, if you have one. Then what? Cut away the quarters. Eat the orange. The acidic residue sticks to the back of your teeth. The juice burns into mouth ulcers. In ancient China sorcerers would rub the peel and pith onto the glans penis of a dying man in order to achieve a favourable reincarnation. In the winter Greeks lay orange peel on top of their wood-burners. The scent welcomes the olive-pickers as they return after a day's work in the fields. Sitting down to rest their aching legs, one of them begins to peel an orange.



Richard Gwyn, Abrir una caja, Gog y Magog, 2013
Traducción: Jorge Fondebrider





lunes, 16 de septiembre de 2013

Forgetting Chatwin: Algunas fotos y videos


Forgetting Chatwin tuvo por objeto la realización de una gira con los escritores: Tiffany Atkinson, Richard Gwyn, Karen Owen y Mererid Hopwood, todos residentes en Gales, para presentar su obra en Buenos Aires, Puerto Madryn, Trelew, Gaiman, Trevelín, San Carlos de Bariloche y Valdivia en compañía de los escritores argentinos Jorge Fondebrider, Jorge Aulicino y yo, y de la poeta chilena Verónica Zondek. Se compartieron lecturas en inglés, Galés y castellano, se sumaron en algunas localidades los escritores del lugar, y se dieron conferencias sobre la cultura galesa. En Buenos Aires participaron la narradora Inés Garland y la poeta Silvia Camerotto.
Acá algunas fotos del tramo en el que participé: Madryn, Trelew, Gaiman, que fue un disfrute en el plano humano y por supuesto por la poesía, el intercambio cultural y específicamente la oportunidad para discutir sobre los  trabajos de traducción.





Tiffany Atkinson, Richar Gwyn, Nia Davies, Karen Owen, Mererid Hopwood, el Dr Fernando Coronato del Museo del Desembarco de Punta Cuevas, y Jorge Fondebrider.













Recepción en la Asociación Cultural Galesa de Puerto Madryn.











En la tertulia literaria de la Asociación  San David, coordinada por el escritor Carlos Dante Ferrari, Trelew




video



Coro femenino de la Escuela de Música de Gaiman en la que fuimos agasajados con un exquisito té.








En Gaiman, visitando una librería, de izquierda a derecha: Jorge Aulicino, Verónica Zondek, Marina Kohon, Jorge Fondebrider, Mererid Hopwood, Nia Davies, (arriba) Tiffany Atkinson, Richard Gwyn y Karen Owen.









video



 Jorge Fondebrider y Richard Gwyn en la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, sede Trelew, lectura y charla coordinada por el escritor Ariel Williams.











Tiffany Atkinson, Karen Owen, Nia Davies, Jorge Aulicino, Verónica Zondek, Jorge Fondebrider, Richard Gwyn y Mererid Hopwood en una de las comidas compartidas.




jueves, 12 de septiembre de 2013

Cine y Televisión: Thaddeus O'Sullivan





Thaddeus O'Sullivan es uno de los más respetados directores de cine de Irlanda. Nació en Dublín en 1947 y emigró a Londres en 1966. Ha vivido en dicha ciudad desde entonces. Tomó cursos de arte en Ealing Art college y luego realizó un MA en cine en el Royal College of Art. Sus primeras películas fueron experimentales, "estructuralistas", películas mixtas que exploraban cómo trabaja la memoria, particularmente entre los migrantes Irlandeses en Inglaterra y sus relaciones con la tierra nativa. Trabajó en las industrias de la imagen inglesas e irlandesas  durante las décadas de los 70 y 80. Vivió durante cortos períodos en USA , donde se especializó en fotografía.
Su película "The Woman who Married  Clark Gable" (1985)  fue nominada para un premio BAFTA. Muchas películas le siguieron, como "December Bride" (1990), "Nothing Personal" (1995) y su más reciente "Stella Days" (2011). Continúa trabajando en cine y también en televisión, dirigiendo episodios de aclamadas series, entre ellas Single Handed, Silent Witness, Amber and Vera.

Aquí un trailler de la película Stella Days:





domingo, 8 de septiembre de 2013

Cine:La Canción de Carla












Del director de The Wind that Shakes the Barley, Ken Loach, subo un trailer de la película La Canción de Carla.

George, un escocés de espíritu rebelde, que trabaja como conductor de colectivos, conoce a Carla, una refugiada nicaragüense recién llegada a Glasgow. Mientras tanto, en Nicaragua (1987), la Contra se prepara para derrocar al Gobierno sandinista. La situación de su país, de su familia y el amor que dejó atrás atormentan a Carla. George decide entonces acompañarla a Nicaragua para que afronte la dura realidad de la guerra y de los sentimientos.
Con Robert Carlyle, Oyanka Cabezas y Scott Glenn.

Nominada Premios BAFTA: Mejor film británico

Le doy gracias al canal Europa-Europa que a menudo pasa  
películas como ésta, que me salvan el domingo.


Belfast Child: Simple Minds








Belfast Child



When my love said to me,
Meet me down by the gallow tree.
For it's sad news I bring,
About this old town and all that it's offering.
Some say troubles abound,
Some day soon they're gonna pull the old town down.
One day we'll return here,
When the Belfast Child sings again

Brothers, sisters, where are you now?
As I look for you right through the crowd.
All my life here I've spent,
With my faith in God the Church and the Government.
But there's sadness abound,
Some day soon they're gonna pull the old town down.

One day we'll return here,
When the Belfast Child sings again,
When the Belfast Child sings again

So come back Billy, won't you come on home?
Come back Mary, you've been away so long.
The streets are empty, and your mother's gone.
The girls are crying, it's been oh so long.
And your father's calling, come on home.
Won't you come on home, won't you come on home?

Come back people, you've been gone a while,
And the war is raging, through the Emerald Isle.
That's flesh and blood man, that's flesh and blood,
All the girls are crying but all's not lost.

The streets are empty, the streets are cold.
Won't you come on home, won't you come on home?

The streets are empty,
Life goes on.

One day we'll return here,
When the Belfast Child sings again,
When the Belfast Child sings again.




martes, 3 de septiembre de 2013

Seamus Heaney: Norte

              
    




             Norte


 Retorné a una costa alargada
 la curva en forma de martillo de una bahía
             y encontré sólo los poderes
             profanos de los truenos del Atlántico.

 enfrenté las invitaciones
 impensadas de Islandia,
             las poblaciones patéticas
             de Groenlandia, de pronto

             aquellos fabulosos invasores
             que se extendían por Orkney  y Dublín
             medidos a través
             de sus largas espadas oxidadas

aquellos en la maciza
             barriga de los barcos de piedra
             hachados y destellando
             en la grava de los arroyos que se descongelaban

eran ensordecidos por el océano
             que me alentaba, levantaba otra vez
             con violencia y epifanía.
             La lengua nadadora del barco Vikingo

             flotaba mirando hacia atrás
             decía que el martillo de Thor se balanceaba
             hacia la geografía y el comercio,
             torpes alianzas y venganzas,

los odios y críticas por la espalda de
             los Althing,  las mentiras y mujeres,
             el desgaste de  la paz propuesta
             y la memoria madurando la sangre derramada.

             Dijo, “Recuéstate
             en la palabra atesorada, ahonda en
             las vicisitudes de la vida y en el resplandor
             de los pliegues de tu cerebro.

Escribe en la oscuridad
             Espera   la larga incursión
             de una  aurora boreal
             pero nunca una cascada de luz.

 Mantén tu ojo cristalino
             como la punta de una estalactita
             confía en el tesoro esencial que tus
             manos conocieron”.



             Versión: Marina Kohon


Nota: Alþingi (derivada de la antigua palabra nórdica Alþing o "Althing") es elparlamento nacional de Islandia cuya fundación tuvo lugar en 930 en la región deÞingvellir, (a 45 kilómetros de la que luego sería la capital de la república,Reykjavík).

 North


          I returned to a long strand,

          the hammered curve of a bay,   

         and found only the secular

         powers of the Atlantic thundering.


         I faced the unmagical

         invitations of Iceland,

        the pathetic colonies

        of Greenland, and suddenly


       those fabulous raiders,

       those lying in Orkney and Dublin   

       measured against

       their long swords rusting,


       those in the solid

       belly of stone ships,

       those hacked and glinting

       in the gravel of thawed streams


        were ocean-deafened voices

        warning me, lifted again

        in violence and epiphany.

        The longship’s swimming tongue


        was buoyant with hindsight—

        it said Thor’s hammer swung

       to geography and trade,

       thick-witted couplings and revenges,


        the hatreds and behind-backs

        of the althing, lies and women,   

        exhaustions nominated peace,   

        memory incubating the spilled blood.


        It said, ‘Lie down

        in the word-hoard, burrow   

        the coil and gleam

        of your furrowed brain.


       Compose in darkness.   

       Expect aurora borealis   

       in the long foray

      but no cascade of light.


        Keep your eye clear

        as the bleb of the icicle,

        trust the feel of what nubbed treasure   

        your hands have known.’
       Seamus Heaney, “North” from Opened Ground: Selected Poems 1966-1996.